Si puedo elegir,
elijo que sea contigo.
En cualquier momento,
en cualquier lugar,
pero que sea contigo.

Que no importe el tiempo
ni cuánto, ni cómo,
ni dónde, ni porqué.

Que no falten las ganas,
de ganar y de luchar,
de hacer y de querer.

Que corra el viento,
de tu respiración contra la mía.

Que lo único que nos separe,
sea el sueño de cada noche.

Que nuestra cama nunca se quede vacía,
de metas y de maletas,
de momentos,
sin importar mejores ni peores.

Crecer intentando ser mejores,
sin hacer caso a los errores.

Borrar los miedos con besos.
Despejar las dudas de nuestras acciones.

Si puedo elegir,
elijo que sea contigo.