Todo final tiene un comienzo
Alberto Leiva Pallarés



Relatos cortos El diario de Jensen Penúltima estación El cazador de leyendas La historia de Jack Harley del 86 Vida y obra Tienda
Poesias La llama de hielo Cartas de guerra El cerdito Kurtly Bar Camilo Frases de Twitter Contacto Foro
Microrrelatos Relatos ilustrados Colaboraciones



Relatos ilustrados


"Un día gris"

   En ese preciso momento la noria de los recuerdos empezó a girar. Comenzó con un suave vaivén y poco a poco incrementó su velocidad hasta impregnar de momentos vomitados mi cabeza. Una carta de despedida encima de la mesa de la cocina con una carita sonriente dibujada en una esquina. Se había marchado para no volver, la única explicación estaba escrita en esta carta. Después de tantos años juntos, y su única forma de decirme adiós, fue de la forma más cobarde. Sin mirarnos a los ojos, sin decirnos lo que tuviéramos que decir. Sin reproches, mordiéndome las ganas de susurrarle un “te quiero, y es lo único que me importa”. Ya no, ya no queda opción a eso, ni a darle un beso que cure las heridas que se desangran sin control. Ahora será un momento de volver a empezar, como si volviera a nacer y me acabaran de dar un azote en el culo. Las lágrimas competían por inundar primero los poros de mis mejillas, como tsunamis arrasando todo a su paso. En todos estos años luchamos por no tener ninguna razón para no llegar a este camino tan cruel como es el del adiós. Nuestros corazones se iban envenenando cada vez que convertíamos un momento en una rutina y poco a poco nos fuimos quedando en el ayer. A medida que fui leyendo la carta llegué al momento más cruel, ese que decía con su preciosa letra, “tú no eras para mí y yo no era para ti”.



Licencia de Creative Commons
"Un día gris" by Alberto Leiva Pallarés is licensed under a Creative Commons Reconocimiento-NoComercial-SinObraDerivada 4.0 Internacional License.
© Todos los derechos reservados.


*Comentario del escritor:

     Pues un relato ilustrado más, con ganas y con ilusión. Se me ha plantado esta idea como un reto y aquí está.


Si te ha gustado este contenido, puedes colaborar en mi causa como escritor. 1 céntimo es como un grano de arena que ayuda a construir una duna entera.
¡¡¡¡Gracias a todos/as!!!!