Todo final tiene un comienzo
Alberto Leiva Pallarés



Relatos cortos El diario de Jensen Penúltima estación El cazador de leyendas La historia de Jack Harley del 86 Vida y obra Tienda
Poesias La llama de hielo Cartas de guerra El cerdito Kurtly Bar Camilo Frases de Twitter Contacto Foro
Microrrelatos Relatos ilustrados Colaboraciones



Relatos cortos


"Te conozco desde siempre pero no sé quien eres"

   ¿Alguna vez has tenido la sensación de conocer a alguien desde siempre pero no saber quien es? Pues ahí estoy yo, en ese momento en el que no puedo decir quien eres. No es por ti, ni por mí, simplemente fue un accidente, algo que cambió el curso de mi vida. Ella ha estado siempre ha mi lado desde que he nacido... bueno, he vuelto a nacer, me explicaré mejor.

     La historia que os voy a contar es la historia de mi vida, al fin me he decidido a contarla. Lo que veréis aquí es lo que me han contado que sucedió, yo simplemente... No lo recuerdo.

     Todo comenzó hace ya más de un año, por lo que me han dicho yo iba tranquilamente por la calle, era finales de abril. Los días habían comenzado a crecer, el calor era bastante elevado para esta época del año. El día estaba nublado pero aún así no hacía frío, es de esos días en los que se te pega el calor y no te deja respirar con normalidad. Sucedió en la calle Camelias, un edificio en obras, yo iba feliz o eso dicen. Al pasar por debajo del edificio tuve la suerte o la desgracia de ser el afortunado al que le tocó el gordo. Una de las herramientas de los obreros, una llave de las grandes se le cayó desde un séptimo. ¿Os imagináis lo que pasó? Exactamente eso, me golpeó en la cabeza, haciendo que perdiera el conocimiento y todos mis recuerdos, allí se quedaron, mezclados con la sangre que salía de mi cabeza. Los testigos que me auxiliaron dicen que tenía una sonrisa tonta en mi rostro, de esas que te hacen pensar que todo esta “OK”. Las asistencias no tardaron en llegar. Aunque no era demasiado tarde si que lo fue para mis recuerdos. Se habían ido, se habían esfumado, me habían abandonado quizás para siempre. Lo que tengo claro es que aún a día de hoy no recuerdo nada.

     Me trasladaron al hospital donde fui intervenido de urgencia. Me pasé dormido o si lo preferís en coma tres semanas. Los médicos no daban ninguna esperanza pero no contaban con el factor x. Sucedió, mis ojos comenzaron a abrirse y allí estaba ella. Su belleza me cautivó, comenzó a sonreír y a llorar al mismo tiempo, la magia de la felicidad. Una frase se escapó de mi boca como un susurro que ella escuchó y le rompió el alma.

     -Hola, se que te conozco desde siempre pero no sé quien eres.

     Sus ojos se rompieron tiñéndose de un color más rojo que el que ya tenían, su expresión se cayó, el dolor llegó a lo más profundo de su corazón que comenzó a resquebrajarse en varios trozos sin que nadie pudiera remediarlo. Sabía lo que pasaba y eso le desgarró el alma. Cuando pudo reaccionar, tras unas décimas de segundo corrió a llamar a un médico, el que le confirmó lo que podía estar sucediendo. Podía ser amnesia temporal por el golpe o esta podría ser permanente. Habría que esperar para poder confirmarlo.

     Los días fueron pasando y los miedos se fueron convirtiendo en realidades. No recordaba nada, no conseguía saber nada de nadie, ni recordar quien era en mi vida anterior. Un desconocido en un cuerpo de veintinueve años. Tuve que volver a aprender a caminar, aprender a mover mis brazos y mis manos, como un robot al que acababan de construir y le están enseñando a moverse. Tardaron en dejar que me viera en un espejo, tuve varias operaciones después del accidente para reconstruir, ahora hay una cicatriz tapada por pelo. Ella siempre ha permanecido a mi lado, en todo momento. Me dormía y ahí estaba, me despertaba y ahí estaba. Una desconocida que poco a poco se convirtió en mi mejor amiga. Siempre cariñosa, siempre tan dulce y llena de vida e ilusión que me motivaba a querer seguir un día más. La verdad que hizo que esta situación fuera un sueño hecho realidad como si en vez de volver a nacer me hubieran trasladado al mejor de los paraísos. Los dolores y las cicatrices no eran nada si ella estaba a mi lado.

     Cuando salí del hospital ella me fue llevando a todos los sitios donde habíamos estado y donde según ella, teníamos un recuerdo en cada uno de ellos. Como un libro que me estuviera leyendo, siempre con algo bonito que contarme donde nosotros éramos los protagonistas. También me contó los malos momentos aunque les restó importancia con tanta facilidad que hasta parecían bonitos. Los médicos descartaron la posibilidad de volver a recuperar mis recuerdos, jamás volvería a saber quien era yo antes del accidente. La verdad que no sé si quiero volver a recordar. No se que vida tuve, solo se que ahora soy feliz, este año al lado de ella ha sido un auténtico regalo.

     Omitiendo todas las opiniones de los médicos ella creyó en en la posibilidad de devolverme mis recuerdos y si no volveríamos a crearlos pero se negaba a pensar en el no, para ella siempre era un sí, rotundo y claro. Incansable y luchadora hasta que todo se acabara y no se pudiera hacer nada, pero luchar siempre por lo que se quiere, sin rendirse ante cualquier adversidad. Me siguió llevando a todos los sitios, para mi todos nuevos, me fue contando lo que hacíamos en cada uno con todo detalle. Lo que hizo que empezara a sentir una sensación nueva. Empezaba a querer compartir cada momento con ella, querer saber más de los protagonistas de la historia que me estaba contando. Hubo cosas que me hicieron sentir bastante triste pero su sonrisa momentánea y su forma única de quitarle importancia a las cosas me hacía volver a sentirme en una nube.

     De pronto y sin saber porqué, yo estaba en casa, en la mesa de la cocina ayudándole con la comida. Siempre riéndonos el uno con el otro, como si nunca hubiera pasado nada. Me enseñó a cortar cebolla omitiendo el detalle que el ácido te hace llorar como un idiota. Mis ojos comenzaron a llorar, sin saber que la cebolla producía eso y llevado por el momento le dije una frase que me hizo volver a ver, la venda se acababa de caer con tan solo una frase. La luz vino a mí. -¿Te parecerá bonito?- Ella dejo de reírse, la olla que tenía en la mano se le cayó al suelo. Inmóvil sin poder hacer nada, giró su cabeza y se quedó mirando para mí. Su corazón quería salir de su pecho, en su interior lo sabía, me estaba viendo, al chico que una vez fui y que se había ido por un tiempo. Allí estaba, con los ojos rojos llenos de lágrimas. Me levanté y comencé a caminar cada vez más rápido hasta agarrarla por la cintura y darle el mejor de los besos, Desbordados de sentimientos comenzamos a besarnos como si no volviéramos a hacerlo nunca más. Los recuerdos comenzaron a pasar por mi cabeza como una película a toda velocidad. Volviendo a colocarse en su sitio, besándonos cada vez con más intensidad.

     La alcé con mis manos y la senté en la encimera, sus piernas me agarraron por la cintura pegándose a mí, sus uñas se clavaron en mi espalda mientras las mías acariciaban su espalda. Nuestros corazones quería escaparse de nuestros pechos, podía sentir el suyo y ella el mío. Mis labios se escaparon a su cuello donde comenzaron a sentir como su piel se erizaba. Cada vez más y más sedientos de amor. Ella llevaba un vestido de tirantes estampado con flores. Sus tirantes se fueron deslizando por sus hombros, ayudándoles a caer por completo los bajé hasta su cintura con mucha delicadeza. Un sujetador de encaje rosa hizo que mi cabeza se perdiera en él. Comencé a besar su cuello bajando lentamente hasta sus pechos donde me detuve un buen rato, ausente de la realidad continué bajando hasta su cadera. Su cintura comenzó a moverse de arriba a abajo chocando contra la mía, terminé de quitarle el vestido y continué mi descenso hacia el interior de sus muslos, que se erizaban a mi contacto, sus bragas también de encaje rosa transparente estaban completamente empapadas, sin quitárselas comencé a pasar mis labios por los suyos, podía oír sus gemidos, sus uñas se clavaron más fuerte en mi espalda y su cadera comenzó a moverse con gran intensidad. Quitando sus bragas comencé a besar sus labios, despacio y a la vez sin detenerme ni un segundo, sus caderas y sus gemidos cada vez con mayor intensidad, al rato ella liberó mi espalda acariciando mi cuerpo a su paso hasta llegar a mis pantalones, liberándome de ellos sin que apenas me diera cuenta, en ese momento agarró mi miembro y se lo metió muy suavemente. Cargados de placer y ausentes de realidad nos fundimos en uno, acompasados y a buen ritmo cada vez más ascendente, podía sentir como me empapaba y lubricaba cada vez más y más. Sus gemidos seguían cada vez más fuertes mientras yo seguía jugando con su cuello y acariciando su espalda. Ella me apartó de su cuerpo lentamente, haciendo que me tirara sobre el suelo de la cocina, se subió encima mía y comenzó a moverse como solo ella lo sabe hacer, de delante atrás y en círculos cambiando el sentido a su debido tiempo. Al rato se tumbo sobre mí para morderme el cuello, la abracé entre mis brazos y la puse contra el suelo, agarrando sus piernas con mis brazos y mis manos en su cintura comencé a embestirla una y otra vez. Cuando terminamos nos quedamos exhaustos en el suelo de la cocina, abrazados mientras nos besábamos sin cesar.

     Allí estábamos los dos, hace un rato para mí era una auténtica desconocida pero una simple frase me hizo volver a ver a la que era la niña de mis ojos.


Licencia de Creative Commons
"Te conozco desde siempre pero no sé quien eres" by Alberto Leiva Pallarés is licensed under a Creative Commons Reconocimiento-NoComercial-SinObraDerivada 4.0 Internacional License.
© Todos los derechos reservados.


*Comentario del escritor:

     Un relato especial que tiene un significado y un momento de mi vida en especial. Fue una petición de un grupo de chicas (vosotras sabéis quienes sois) a las que le tengo mucho cariño. Gracias por ser como sois y por apoyarme en esto.


Si te ha gustado este contenido, puedes colaborar en mi causa como escritor. 1 céntimo es como un grano de arena que ayuda a construir una duna entera.
¡¡¡¡Gracias a todos/as!!!!