Tú, que llegaste un día cualquiera con la única intención de hacerme feliz.

Tú, que me entregaste todo sin pensar en las consecuencias.

Tú, que creíste en mí como yo nunca lo había hecho.

Tú, que me dejaste la puerta entreabierta cuando necesitaba tomar aire y respirar.

Tú, que me entiendes por encima de todo.

Tú, que sabes cuando no decir nada y aún así lo dices todo.

Tú, que siempre tienes un abrazo, un beso, un te quiero.

Tú, que matas el tiempo cuando estás conmigo.

Tú, que haces de cualquier momento el momento perfecto.

Tú, que me eliges cada día incluso cuando no puedo ni verme.

Tú, que siempre estás a mi lado aunque no pueda verte.

Sé que me falta vida para agradecerte todo lo que haces por mí.
Sé que por mucho que haga nunca será suficiente.
Sé que lo único que sé, es que te quiero por siempre en mis días y mis noches.
Sé, que quiero que seas tú.