Pelea por lo que quieres, por lo que te gusta, aunque sea difícil, aunque parezca imposible.

Habrá quien te invite a dejarlo, quien te dirá que es una locura, pero recuerda que eres tú quien lo quiere, no los demás.
Recuerda que el éxito no se construye en dos días.

Vivirás muchos fracasos y habrá muchas decepciones, pero te aseguro que si lo peleas, valdrá la pena cada caída.

Sé fiel a ti mismo y no te decepciones. Mantén tus valores y tu personalidad por encima de todo. Si tienes que cambiar que sea para mejor, que forme parte de tu evolución personal.

Perdona, pero sobre todo recuerda lo que no quieres volver a tener en tu vida. Aléjate de los bucles que no te dejan avanzar. Construye el camino paso a paso, sin prisa, con firmeza.

Nunca dejes de pelear por lo que te gusta y por lo que quieres de verdad, porque te aseguro que llegará.