Todo final tiene un comienzo
Alberto Leiva Pallarés



Relatos cortos El diario de Jensen Penúltima estación El cazador de leyendas La historia de Jack Harley del 86 Vida y obra Tienda
Poesias La llama de hielo Cartas de guerra El cerdito Kurtly Bar Camilo Frases de Twitter Contacto Foro
Microrrelatos Relatos ilustrados Colaboraciones



Microrrelatos


"Boleto individual, sen retorno"



     EN CASTELLANO

   Buenas tardes:

     Ya que estamos en el final, empezaremos por él. Llevo tanto tiempo dentro de este tren, que mis ojos se encharcan en el recuerdo. Mire donde mire, tengo tantos momentos… Reconozco a todos y cada uno de los pasajeros.

     El principio del viaje lo pasamos conociendo el tren, luego miramos por la ventana y observamos lo que pasa en el exterior. Luego analizamos y conocemos a los pasajeros. Hay de muchos tipos, tantos como fiestas en Galicia. Hay los que suben, y se van sin decir nada. Otros te hablan, y podrían llegar contigo al final, pero por diversos motivos se tienen que ir. Hay los que suben y bajan varias veces. Para terminar, están los que te acompañan desde que te conocen, hasta el final del viaje. Esos, son los que pase lo que pase, siempre permanecerán a tu lado.

     Respiro hondo y cierro los ojos, sabiendo que tengo que ser fuerte. Por muy largo que sea el viaje, llega ese instante en el que ya sabes que se acerca tú estación. Intentas despedirte, dentro de lo posible. Siempre con una sonrisa y contento por hacer lo máximo que pudiste.

     Me levanto, y camino hacia la puerta. No lloréis, volveremos a vernos cuando os toque bajar. Mientras, yo os estaré esperando en la estación.



     EN GALEGO

   Boas tardes:

     Xa que estamos no final, comezaremos por él. Levo tanto tempo dentro deste tren, cos meus ollos encharcanse no recordo. Mire onde mire, teño tantas lembranzas… Recoñezo a todos e cada un dos pasaxeiros.

     Pasamos o principio da viaxe coñecendo o tren, logo miramos pola fiestra e observamos o que acontece no exterior. Logo ven analizar e coñecer os pasaxeiros. Ainos de moitos tipos, tantos coma festas hay en galicia. Hai os que suben, e se van sen dicir nada. Outros falanche e poderían chegar ao final contigo, pero por diversos motivos teñen que marchar. Hay os que suben e baixan varias veces. Pra rematar, están os que acompañanche desde que te coñecen, ata o final da viaxe. Eses, son os que pase o que pase, sempre permanecen ao teu lar.

     Respiro hondo e pecho os ollos, sabendo que teño que ser forte. Por moi largo que sexa a viaxe, chega ese intre no que xa sabes que achégase a túa estación. Intentas despedirte, dentro do posible. Sempre cun sorriso e contento por facer o máximo que pudiches.

     Érgome, e camiño hacia a porta. Non choredes, volveremos a vernos cando os toque baixar. Mentras, eu agardareivos na estación.


Licencia de Creative Commons
"Boleto individual, sen retorno" by Alberto Leiva Pallarés is licensed under a Creative Commons Reconocimiento-NoComercial-SinObraDerivada 4.0 Internacional License.
© Todos los derechos reservados.


*Comentario del escritor:

     Microrrelato enviado al concurso Microcatrorelatos.


Si te ha gustado este contenido, puedes colaborar en mi causa como escritor. 1 céntimo es como un grano de arena que ayuda a construir una duna entera.
¡¡¡¡Gracias a todos/as!!!!