Como te digo que no quiero otro atardecer que no se refleje en tus ojos. Que no hay mejor sitio para quedarse a vivir que encajado entre tus brazos. Que quiero perderme siempre que sea contigo. Que no hay mayor acierto que el de tu sonrisa.

Que puedo tener muchos sueños, pero ninguno merece la pena sin el olor de tu pelo. Que tus manos provocan terremotos en mis sentidos al contacto con mi cuerpo. Que no quiero ser en otra lo que soy contigo. Que la vida puede dar muchas vueltas, pero tu me atrapas fuerte entre tus piernas, para que seamos nosotros los que demos las vueltas. Que no hay mayor placer que vivir una y todas las vidas contigo.

Que te quiero en tus noches y tus días. Que no hay momentos malos, sino demasiada distancia entre nuestros labios.