Hoy comienza la primavera, los días crecen a cada paso, como las ganas de sentir, de vivir, de dejarse la piel. Es tiempo para los corazones, para que bailen, para que jueguen, para que sueñen… caminos que se cruzan, algunos incluso ya se cruzaron, pasos con saltos pero siempre cogidos de la mano, sonriendo, con besos, con caricias, con los sentimientos a flor de piel. Que los problemas se resuelvan con abrazos, que los miedos nos hagan valientes y que los silencios se vuelvan conversaciones interminables. Que tendrá la primavera, que nos vuelve locos, pero que bonita es la locura que nos hace felices.